Año Nuevo 2019

Cuando termina el año y llegamos al 1 de enero sentimos que nos invade una necesidad de renovación, nos llenamos de buenos propósitos e iniciativas de cambio, que normalmente son repetición del año anterior. Quizá hacemos una lista demasiado ambiciosa y poco realista y no nos ponemos objetivos más inmediatos, pequeños avances hacia el/los objetivos finales. Sería más enriquecedor hacer una pequeña lista con 3 o 4 prioridades con cosas que realmente nos importan, en las que podemos ir afianzando los primeros pasos hacia el cambio que queremos llevar a cabo, los cambios bruscos nos desestabilizan, nos desorientan y perdemos la visión del objetivo. Quizá lo más importante para el 1 de enero es hacer una pequeña introspección para averiguar esas 3 o 4 prioridades fundamentales y a través de ello conocernos un poco más.

¡Feliz 2019! ¡Empecemos cogiendo impulso para conseguir nuestros propósitos!

PsicoActive.

Deja un comentario