“No llores” no es la respuesta

“No llores” no es la respuesta adecuada ante el llanto de un niño.

Ocurre que años de educación con un modelo incorrecto nos hace reprimir emociones negativas pero sanas, para solo validar social e individualmente la versión más sosegada de uno mismo.

Deja un comentario